Gracias al avance de la genética, actualmente tenemos aves más precoces que años atrás, y además muy sensibles al manejo diario al que son sometidas en las granjas. Dentro de estas actividades de manejo tene-mos el Despique, técnica que merece especial atención por parte del avicultor para lograr que el ave exprese todo su potencial genético y que este se vea traducido en rentabilidad.

Desde el momento mismo de la eclosión, el pico juega un papel importante para las aves. En el nacimiento, el polluelo tiene que romper las mem-branas del huevo y posteriormente la cáscara; luego de nacido el pollito, el pico inicia su función principal de recolección de alimentos. Esta no es su única función y existen otras como el colorearse durante el cortejo, como elemento de lenguaje postural y de comunicación de las aves; asimismo para el apareamiento (en el macho), y finalmente es la base del sentido del gusto acompañado de la visión y del olfato.

Por qué es necesario el despique?
El despique de las ponedoras como de las repro-ductoras es necesario para evitar el desperdicio de alimento, para reducir el canibalismo, para disminuir la incidencia de picoteo de las plumas, evitar prolapsos y permitir un consumo de alimento y nutrientes uniforme.

Si la polla mantiene el pico entero, entonces se acostumbrará a jugar y botar el alimento del comedero, así como a escoger los granos más grandes provocando dispersión de otros ingredientes como nutrientes que repercutirán más tarde en su crecimiento, desarrollo y potencial productivo.

Si el ave se despica, entonces pierde el hábito de escoger. Pero más importante que el alimento es la reducción del canibalismo, pues todo animal confinado sufre estrés (nerviosismo, tensión), que provoca alteraciones en su comportamiento y metabolismo. En las aves se manifiesta por canibalismo y es más violento en función al nivel de tensión al que es sometida el ave.

De esta forma, aves sometidas a calor intenso son más agresivas; así como aquellas criadas en poco espacio físico, con falta de comederos y bebederos.

Intuitivamente podríamos afirmar que el ave puede distraerse comiendo y bebiendo, sin embargo, esto no es así y ella busca otras distracciones y diversiones como el picotear a sus compañeras

racias al avance de la genética, actualmente tenemos aves más precoces que años atrás, y además muy sensibles al manejo diario al que son sometidas en las granjas. Dentro de estas actividades de manejo tene-mos el Despique, técnica que merece especial atención por parte del avicultor para lograr que el ave exprese todo su potencial genético y que este se vea traducido en rentabilidad.

Desde el momento mismo de la eclosión, el pico juega un papel importante para las aves. En el nacimiento, el polluelo tiene que romper las mem-branas del huevo y posteriormente la cáscara; luego de nacido el pollito, el pico inicia su función principal de recolección de alimentos. Esta no es su única función y existen otras como el colorearse durante el cortejo, como elemento de lenguaje postural y de comunicación de las aves; asimismo para el apareamiento (en el macho), y finalmente es la base del sentido del gusto acompañado de la visión y del olfato.

Por qué es necesario el despique?
El despique de las ponedoras como de las repro-ductoras es necesario para evitar el desperdicio de alimento, para reducir el canibalismo, para disminuir la incidencia de picoteo de las plumas, evitar prolapsos y permitir un consumo de alimento y nutrientes uniforme.

Si la polla mantiene el pico entero, entonces se acostumbrará a jugar y botar el alimento del comedero, así como a escoger los granos más grandes provocando dispersión de otros ingredientes como nutrientes que repercutirán más tarde en su crecimiento, desarrollo y potencial productivo.

Si el ave se despica, entonces pierde el hábito de escoger. Pero más importante que el alimento es la reducción del canibalismo, pues todo animal confinado sufre estrés (nerviosismo, tensión), que provoca alteraciones en su comportamiento y metabolismo. En las aves se manifiesta por canibalismo y es más violento en función al nivel de tensión al que es sometida el ave.

De esta forma, aves sometidas a calor intenso son más agresivas; así como aquellas criadas en poco espacio físico, con falta de comederos y bebederos.

Intuitivamente podríamos afirmar que el ave puede distraerse comiendo y bebiendo, sin embargo, esto no es así y ella busca otras distracciones y diversiones como el picotear a sus compañeras