El Programa “Siembra Cebada”, nace en el 2009, con el objetivo de promover la producción de este cultivo a nivel nacional, que para ese momento había sido descuidada por diferentes factores. Cervecería Nacional (CN) dentro de sus programas de Desarrollo Sostenible y Responsabilidad Social decide apoyar e implementar este proyecto apoyando de esta manera a comunidades locales de pequeños productores.

El desarrollo del programa piloto  comenzó en la provincia de Imbabura, con el respaldo estratégico del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP), el

Gobierno Provincial de Imbabura y SEPROYCO. En las comunidades de Cotacachi, Otavalo, Pimampiro, Ibarra y Antonio Ante. Con una superficie inicial de 23 hectáreas en el 2010. En el 2011, se cultivaron 150 has., y en el 2012 superó las 500 has.

Los niveles de producción han aumentado, antes del proyecto era de 0.6 toneladas por hectárea, al momento  es de 1.8 ton/ ha. Esto gracias al mejoramiento de manejo del cultivo. Aunque aún  son muy bajos en comparación con el promedio internacional.

Con la finalidad de dar a conocer estos avances del programa, se desarrolló el II Foro Internacional de Cebada Imbabura 2012, contó con la participación de expositores ecuatorianos y extranjeros,  quienes compartieron sus experiencias  en temas relacionados a la siembra y cosecha de este tradicional cultivo.

Carlos Andretta, gerente de Cervecería Nacional, dijo que la iniciativa de Siembra Cebada, es idónea para recuperar y restablecer la siembra de este importante cultivo como es la cebada en Ecuador, un país eminentemente agrícola, y con el cual creemos aportar en ese desarrollo que es fundamental.

Resaltó que el año pasado, el Primer Foro fue absolutamente satisfactorio, “no sólo por la participación de los productores que estuvieron activamente durante dos días haciendo preguntas, tomado notas, aprendiendo; sino también para todos los que pudimos asistir desde el sector público, privado, organizaciones, para entender la relevancia de un programa como éste y poder dotar a nuestros agricultores de conocimientos y tecnologías, para que hoy podamos contar con resultados importantes en términos de rendimiento, calidad, productividad y valor agregado”.

En este Segundo Foro participaron los expositores, abordaron temas relacionados con la situación actual de la cebada en la región, buenas prácticas agrícolas, infraestructura, asociatividad, entre otros. Además, se mostraron en campo, los avances del programa Siembra Cebada.

Cervecería Nacional provee de un paquete tecnológico a los pequeños productores para que puedan mejorar su producción. Les proporciona desde la capacitación, semilla, acompañamiento que se realiza durante la siembra, producción, cosecha y se cierra el círculo con la comercialización, donde se evita a los intermediarios y así puedan obtener el mejor precio por su cebada.

“Cervecería Nacional no compra la cebada, porque no es cebada maltera, por lo que no se puede utilizar en nuestra producción en este momento. Es una cebada con características para alimentación. Lo que hacemos es buscar un acercamiento con las industrias molineras para que puedan ubicar su producto” expresó Andretta.

Declaró que primero, buscan capacitarlos, que tengan cebada de buena calidad, que aprendan a cultivarla de mejor manera y que eleven sus niveles de producción. Es lo  que se ha cumplido en esta etapa. Al momento, se están tramitando la importación  semilla maltera, con el Ministerio de Agricultura y Agrocalidad para introducirla, la variedad se llama Scarlet proveniente de Argentina.

“El siguiente paso será entregarles semilla maltera, se realizarán en nuestros laboratorios los estudios para evaluar cuando será el momento óptimo para poder adquirir una cebada a nivel nacional. Con el Iniap hemos venido trabajando en los ensayos de algunas variedades de cebada  maltera en varias localidades y están alcanzando excelente calidad”, sostuvo el gerente de CN.

David Grey, Jefe de Desarrollo Sostenible de CN, dijo que de este plan se han beneficiado alrededor de 320 productores con más de 500 has cultivadas, lo que ha beneficiado a más de 1200 personas de la comunidad en Imbabura. “Nos llena de mucha alegría, porque son familias que han alcanzado un sustento para mejorar su economía personal y familiar y que está asegurando una sostenibilidad de sus terrenos, de sus ingresos que ha sido el objetivo de este programa”.

Testimonio de agricultores

Miguel Rivera, de Cotacachi parroquia Iman-tag (Imbabura), quien empezó en el 2011 con el programa, comentó que cosechó 140 quintales en sus cuatro hectáreas. Pero debido a la excelente producción obtenida aumentará a 40 hectáreas su área de cultivo para el siguiente ciclo (2013).

Reveló que el éxito es un cultivo mecanizado, manejarlo bien desde la siembra. No ha tenido mayor presencia de enfermedades, sólo el minador de la hoja, pero lo ha podido controlar.
Otro de los beneficiados es Jaime Arroyo, de la parroquia La Esperanza del cantón Ibarra, él empezó con  8 hectáreas de las cuales ha cosechado un promedio de 50 quintales por hectárea. Consideró muy importante el aporte de Cervecería

Nacional, especialmente la entrega de crédito sin intereses para poder emprender el cultivo de cebada y la asistencia técnica brindada por el Consejo Provincial de Imbabura y Magap, lo cual ha motivado para continuar adelante.
La variedad que siembran es la Cañicapa, es un material nacional que sirve para alimentación humana. Actualmente, los productores la comercializan en USD 22,50 antes les pagaban USD 10,00.

Manejo en campo  

Carlos Monteverde, asesor externo del programa de cereales de CN, explicó in situ, el manejo del cultivo, en el lote del agricultor Fabián Guatemala. Se pudo apreciar que el cultivo está en buenas condiciones se han hecho las aplicaciones de insumos oportunas en base a una guía que se entrega al productor y con el que también de acuerdo a ello el técnico visita al agricultor en cada una de las fases de aplicación.

“Hemos tratado de cambiar la forma de sembrar cebada, todas las parcelas inician haciendo un análisis de suelo que permite saber qué tiene el campo y qué requiere la planta para poder desarrollar  un balance nutricional”, dijo Monteverde.

La siembra es de forma mecanizada, antes los productores la cultivaban al voleo y no había uniformidad en el cultivo. La siembra mecanizada le da uniformidad, una mejor distribución de la semilla en el campo.  El paquete tecnológico es de alrededor de 600,00 dólares.  Por lo que se espera una cosecha de 50 quintales por hectárea, en la comercialización se está pagando 22,00 lo cual significa que se obtendrá por hectárea alrededor de mil dólares de ingresos, esto es 400,00 de ganancia por hectárea, reveló el técnico.

Seproyco es la empresa que se encarga de la asistencia técnica contrata a asesores técnicos y ayuda a fortalecer las relaciones con el Gobierno Provincial. Además de organizar a los productores para obtener beneficios en comunidad.

Ampliación del programa.

El proyecto culminaba en septiembre de este año, pero ha sido renovado por parte del Magap, Cervecería Nacional y el resto de las instituciones que apoyan este plan.

Siembra Cebada, posiblemente se amplié a la provincia de Pichincha, por lo que están en conversaciones con el Gobierno Provincial con la finalidad de conocer las zonas cebaderas y sus niveles de producción.